25
Jun

Italia: boom de los juegos de casino

Archivado en la categoría: Noticias
Publicado por: admines - 0 Comentarios

  A pesar de las medidas de recesión y austeridad que vacían los bolsillos de los italianos, el negocio a Bingo Re, la sala de juego más grande de Europa sigue siendo un verdadero éxito. Los jugadores se atropellan para jugar a las máquinas tragaperras y a los demás juegos de casino, tomar un cafecito y probar la suerte a los juegos de bingo.

 Los ejecutivos declaran que este año fue un año récord para este negocio. La empresa española de juegos, Codere que gestiona los casinos italianos dispone de un total de 3454 máquinas tragaperras en toda Italia. A pesar la crisis, el volumen de facturación para el año pasado fue de 63,2 % (224,2 millones de euro).

 El director del mercado italiano declaró : “Aunque nuestros clientes se han confruntado con dificultades económicas últimamente, la crisis no los hizo abandonar sus actividades. Los juegos son parte de la naturaleza humana”.

 Los italianos apostaron 79.9 millones de euro el año pasado, lo que convirtió Italia en uno de los principales mercados de los juegos, después de los Estados Unidos. Los ingresos aumentaron considerablemente de 14.3 millones de euro en 2000 a 61.4 millones en 2010.

El año pasado, la industria de los juegos pagó al Estado italiano impuestos sobre la renta de 9.2 millones de euro, aproximadamente la mitad del ingreso neto. Después de la duplicación de los impuestos para las máquinas tragaperras, estos ingresos podrían aumentar aun más. Además, una efecto positivo del negocio con los juegos de casino es que la población italiana tendrá nuevos empleos.

Sin embargo, las autoridades están preocupadas por los volúmenes que están relacionados con los juegos de casino (el número de jugadores, el dinero apostado, el tiempo dedicado a los juegos). Podría tratarse en efecto de una maladía social. La Iglesia católica ya declaró que está 100% en contra de este tipo de negocio y actividad. Puesto que la gente está fascinada con todo lo que reluce, la Iglesia propuso prohibir las publicidades a los juegos de azar en la tele.

 La esperanza de una recompensación financiera y el deseo de cambiarse la vida, empujan la gente a jugar más en tiempos de crisis. Para ayudarlos, Codere proporcionó un número de teléfono gratuito para los adictos a los juegos. Además, se organizan reuniones y talleres semanales denominados Juego responsable.

Dejar una respuesta